Untitled Document
25/6/03
Ya se veía venir, al vendedor de prensa no se le ha dado ningún "cursillo especial" de "corte y confección" pero, aún así, ya somos licenciados en la materia y todo gracias a la buena voluntad de los Periódicos.

Este nuevo sistema (cupones) de venta de productos ajenos al periódico con la idea, en principio, de aumentar la venta, ha terminado por desmadrarse y por desgracia ha sacado relucir la parte negativa y que ha terminado afectando al vendedor de prensa.

Es inadmisible que al vendedor de prensa se le haga responsable de: la recepción, guarda y custodia de los vales, rellenar abarrasen, sobres, cortar, etc. y se le penalice económicamente por la supuesta falta de los vales en devoluciones de las cartillas.

Es intolerable que el vendedor de prensa realice un trabajo extra, con una gran perdida de tiempo, GRATIS para los periódicos y encima tenga que soportar la amenaza de penalizaciones económicas.

Cierto que estos productos añadidos a los periódicos, e general, aumenta la venta, pero el vendedor de presa no debe asumir incondicionalmente los fallos originados, tanto por el método como por los mismos editores de prensa.

¿Cuántos vendedores de prensa han comprobado los albaranes de GELESA en lo relativo a los abonos de los libros de la colección "Clásicos del siglo XX" y sobre todo los de los Domingos, cuando estos libros se daban gratis (con condiciones) ?. Si lo comprobasen, más de uno se llevaría una sorpresa.

Pero para complicar, aún más, las cosas, ahora son las revistas las que han empezado a usar el mismo método promocional.

¿Dónde está la voz del vendedor de prensa?

¿Dónde están las Asociaciones de los vendedores de Prensa?